www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Miércoles 16 de Abril de 2008


Locales

Adoquinado: el Ejecutivo definió su postura y priorizará la conservación

Luego de que el tema pasara un largo tiempo fuera del debate político, el oficialismo salió a responder los cuestionamientos de las últimas semanas. Para la actual gestión, se deben conservar todas las calles empedradas y se seguirá avanzando con las tareas de readoquinado en las arterias más deterioradas. Pavimentar una cuadra adoquinada insumiría a un frentista la suma de 12.000 mil pesos. Y esta es una alternativa que ni siquiera la oposición se atreve a promover.

Finalmente, el Ejecutivo accedió a discutir el tema del adoquinado y la postura mostrada no dejó lugar a dudas: esta gestión no pavimentará ninguna de las calles empedradas, y las tareas de readoquinado seguirán avanzando lentamente por las distintas arterias de la ciudad.
La política conservacionista fue ratificada por la numerosa comitiva municipal que en la mañana de ayer se hizo presente ante el Concejo, para responder los cuestionamientos realizados por la oposición durante las últimas semanas.
Además de la importancia histórica que se le otorga, la conservación del adoquinado fue defendido a través de una serie de análisis técnicos y económicos que, para el Municipio, justifican la continuidad de los trabajos de preservación.
En representación del Ejecutivo, estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Mario Rossini, el secretario de Obras Públicas y Planeamiento Urbano, Daniel Ricotti, el subsecretario de Obras Públicas y Privadas, Luis Ambort, y miembros de las áreas vinculadas con las tareas que se están desarrollando, como Ana María Falchini, Carlos Pairola y Alejandro Burgos.
"La política de qué hacer con el adoquinado nosotros la tenemos, y no hemos parado de implementarla desde el año 2001", definió el ingeniero Ricotti en clara alusión a las demandas de la oposición por conocer la postura del Municipio.
En realidad, la última vez que se había discutido el tema en el ámbito legislativo, se había acordado la realización de una encuesta entre los frentistas de la obra, para poder decidir el futuro que tendrían cada una de las arterias.
Pero el relevamiento nunca se llevó adelante y el debate quedó suspendido, transitando un período donde el Gobierno municipal se expresó sólo a través de la continuidad que tuvieron las obras de readoquinado. De allí la insistencia de la oposición por volver a instalar el tema.
Pero en la mañana de ayer, el oficialismo salió a despejar rápidamente estas dudas. Dijo el concejal Luis Castellano: "la idea es seguir trabajando de la misma manera, con las recaudaciones que el Concejo apruebe, y con la intención de conservar todas las calles adoquinadas".
Esta simple definición de la política a seguir, conformó en cierto sentido a una buena parte del Frente Progresista Cívico y Social, que con ese objetivo había solicitado la audiencia realizada. "Hasta ahora, nunca había sido tan clara la política oficial y esa era una de las cosas que pedíamos conocer", expresó el edil Germán Botter.
De todas maneras, hubo lugar para que la oposición expresara algunos desacuerdos. Rodolfo Enrico puso la mirada en las demoras de los trabajos de reacondicionamiento, y sustuvo que se debería pensar en la inclusión de personal de planta permanente para la realización de las tareas, como así también en la búsqueda de financiamiento internacional en entidades como la UNESCO.
Pero las diferencias más profundas con la política oficial fueron puestas de manifiesto por el concejal Víctor Fardín. Tal como lo había expresado durante su campaña electoral para intendente de la ciudad, el edil se manifestó en conformidad con la corriente "anti-conservacionista", priorizando la conservación sólo del casco céntrico y pavimentando todo lo demás.
Frente a estos planteos del edil, la discusión no encontró otro camino que no fuera el debate sobre costos. Hace más de un año, Fardín había solicitado oficialmente se informara al respecto. Y en esta oportunidad el oficialismo no sólo respondió, sino que desplegó un argumento que, a la postre, sería muy difícil de superar.

Una diferencia de 12.000 pesos

Actualmente, el aporte que se realiza al fondo especial del adoquinado, está dividido en tres categorías. El frentista de la obra paga $ 8,28, y los no frentistas abonan $ 3,10 ó 2,07, según el sector de la ciudad donde se encuentre.
Teniendo en cuenta la totalidad de las cuadras que restan por reacondicionar, y el tiempo que insume completar los trabajos en cada una de ellas (ver aparte), el frentista de la obra estará aportando en el transcurso de los próximos 20 años, la suma aproximada de 600 pesos.
De lo contrario, si se decidiera levantar el adoquinado y pavimentar la arteria, el frentista de la obra tendría que abonar en concepto de contribución por mejoras, la suma de 12.000 pesos, pagaderos en un plazo máximo de 36 meses.
Las datos fueron precisados por el ingeniero Ricotti, y marcó un quiebre en las conversaciones. Castellano volvió a tomar la palabra y señaló: "ahora el debate es más sincero; la pregunta no es «adoquinado si» o «adoquinado no»; la pregunta es «cuánto está dispuesto a pagar»; esto es lo que cuesta el cambio de política".
Luego de cuestionar el número puesto al costo de la pavimentación, Fardín insistió igualmente en que el propietario de una propiedad frentista a la obra de adoquinado, cuenta con una plusvalía sobre su inmueble que no se le está cobrando mediante el fondo especial. "Está pagando algo que no es real", dijo.
Pero fue el único que se mostró de acuerdo en asumir los costos que fueran necesarios para cambiar de política. La opción no tuvo demasiado consenso entre los demás bloques, y la discusión se estancó en un cuello de botella donde, el tema de costos, se convirtió en el eje de todo análisis.
Sólo quedó una pregunta girando en el ambiente: ¿qué se le debe decir a la gente? La opción de convivir por 20 años más con calles totalmente deterioradas y con los inconvenientes de una obra que es extremadamente lenta, tampoco resulta simpático.
Al término de la reunión, y más allá de los fundamentos conservacionistas, ayer la discusión pareció haber quedado planteada en una cuestión de números. Y como las cuentas no cierran, la gente deberá seguir pagando con su paciencia.

Mauro Gentinetti

16-04-2008

¿Diálogo o infalibilidad?

La Bolsa cerró cerca de la neutralidad

Cursos de computación para adultos

Horarios del Cementerio

El campo sigue en peligrosa ebullición

Reunión informativa en Las Colonias

Se reúne la Comisión de Emergencia Agropecuaria

Santa Fe sufre la falta de una política agropecuaria

Encuentro Federal Agropecuario en Jesús María este sábado

Mirella Giai habría resultado electa como senadora italiana

Mesa redonda para el diálogo

Sin avances con el Gobierno y en medio de la tregua el campo sigue paralizado

Bertero junto a funcionarios del BID

El riesgo del aumento en los alimentos

Hay incertidumbre por el precio de la carne, el consumo sigue estable

Adoquinado: el Ejecutivo definió su postura y priorizará la conservación

Números desfasados

Se ejecutan hasta 8 cuadras al año y todavía restan 151

Los municipales siguen sin llegar a un acuerdo

Binner creó el Consejo Consultivo para el Crecimiento de Santa Fe





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 10 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.