www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Aire libre
Ecología
Economía
Gente
Hábitat
Jubilados
La Palabra
Política
Rural
Salud

Miércoles 14 de Enero de 2009


La Palabra

El invitado

Pepe Iglesias "El Zorro": un gran ausente en la memoria colectiva

por Graciela Beatriz Restelli - etnomusicóloga (Buenos Aires) (Ultima Parte)

Sexta y última etapa. En 1972, volvió a la radio luego de mucho tiempo que no incursionaba aquí por ese medio: LR5 Radio Rivadavia, con el programa Discorriendo, que tuvo gran aceptación. Se percibía un amago de resurgimiento, pues podían apreciarse programas ágiles, amenos, y aparentemente con bastante audiencia, en los que, como era habitual, alternaba personajes (reapareciendo "Jesús y Curra", el "Comandante Caruso", "¡Y la fuerza que tiene!"), canciones y silbidos, con propagandas que se decían con mucho dinamismo y originalidad por el propio Pepe, junto con Rosita, su partenaire.
En 1973 incursionó en el Café-Concert, en el desaparecido Teatrito de San Telmo, con el espectáculo Justo en el nuevo gusto, co-autor del libreto con Erre 1 y dirección de Eloy Rébora, tal vez producto de la experiencia nefasta de 1969 -su ciclo de TV Zorrocositas había durado sólo cuatro programas-, ya que, sin abandonar su línea tradicional, agregó sketches más acordes con la estética de la época, tal como indicaba el título, incluyendo algún doble sentido muy sutil.
Hacia este período se lo encuadra dentro de la tercera fase del actor nacional 2, ya que transitaba un afianzamiento de los recursos cómicos pero intentando, de manera consciente, ciertas innovaciones. En 1976 actuó en un espectáculo compartido, Hace tiempo y aquí mismo, en El Lagar del Virrey de Recoleta. Nuevamente, el humor de "El Zorro" daba muestra de su trascendencia por sobre las ideologías sociopolíticas. Un país que atravesaba circunstancias tan adversas para unos, o confusas para otros, a la que servía justo, sin porponérselo, la diversión transparente, ingenua y en absoluto comprometida. Era, tal vez, lo que nos hacía falta.
En 1977 y 1978 tuvo un exitoso programa los sábados por la noche en Splendid: Programa de Humor de Pepe Iglesias "El Zorro" -con cortina musical propia Tic-tac hace el reloj-, la que utilizaba para su frustrado programa de TV Zorrocositas. El 23 de mayo de ese año, con motivo de sus cuarenta años con el espectáculo, se le rindió un emotivo homenaje en el Centro Cultural Gral. San Martín, al que asistieron sus seguidores para acompañarlo, compartiendo un feliz momento con la proyección de Avivato.
En 1979 enviudó de su segunda esposa, Sally Daniel, pasando por un momento depresivo que lo llevó a aislarse un tiempo.
Por las mañanas de los sábados de 1980, condujo Súpershow por Radio Belgrano.
En 1981 reapareció en TV, los sábados a las 21, por Canal 13, con Service de humor, en el estilo de siempre, pero con un manejo de cámaras y alternancia de situaciones que demostraban un aggiornamiento estético, sumado a la habitual simpatía y gracia espontánea de Iglesias. Su nueva creación, "La Por hora", una señora de servicio doméstico que trabajaba aceleradamente, tuvo gran aceptación; por supuesto, su música estaba presente en cada programa, ya sea en canciones o en silbidos. Se prolongó por casi seis meses -y reapareció un tiempo en 1982-.
También en 1981, la Fundación Konex lo premió con el Diploma al Mérito.
Desde 1985, cada vez que Iglesias aparecía en televisión, era porque lo invitaban para rendirle un homenaje. Su estado de salud era precario (ya por entonces aparentaba mucho más que setenta años); y tampoco hubo más contratos. No obstante, y como un último aliento histriónico, reapareció en 1988 en un programa radial que ideara para ayudar a los actores que sufrían su misma circunstancia de desocupación: Dándonos la mano, de lunes a viernes de 9.30 a 10.30 por Radio América. En 1986 recibió el premio "Cámara Pathé", otorgado por el Museo Municipal del Cine, por su valioso aporte al cine argentino, y en 1989, como dije en un comienzo, el "Cóndor de Plata" por su trayectoria. También ese año, 1989, Clara Zappettini realizó un documental sobre su trayectoria para el ciclo Historias con aplausos que se transmitió por ATC en enero de 1990, y a mi pedido, con motivo de su desaparición, el 21 de marzo de 1991.
Pese a que había recuperado un buen estado de salud, pasó a la abstracción el 4 de marzo de 1991, en Santiago de Chile, por un paro cardíaco, mientras visitaba a su hija, junto con su última esposa, Alicia, rodeado nuevamente por el cariño y la contención familiar.
Cerraré pues, esta reseña, con lo que Pepe había expresado en una oportunidad:
"Cuando me muera, quiero que mi epitafio sea: 'Hizo reír al mundo'".

1 Seudónimo de Eloy Rébora.
2 De acuerdo con los estudios de sobre teatro nacional realizados por el Dr. Osvaldo Pellettieri y equipo.

14-01-2009

Editorial

El invitado

En busca de... Jorge Luis Crowe, protagonista

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

06-01-2009

Editorial

El invitado

En busca de... Diego Clemente, músico

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

31-12-2008

Editorial

El invitado

En busca de... Carlos Pierre, escritor

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

23-12-2008

Editorial

El invitado





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 12 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.