www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Aire libre
Ecología
Economía
Gente
Hábitat
Jubilados
La Palabra
Política
Rural
Salud

Martes 27 de Enero de 2009


La Palabra

En busca de... Eduardo Zurro, protagonista

Nobles compañías

Quienes escuchan FM Radio Nacional Folklórica 98.7 conocen en la programación el espacio destinado a la Feria de Mataderos que se realiza en Buenos Aires los domingos. Entre los que participan de la emisión semanal está nuestro entrevistado para aportar acerca de un tema que lo apasiona y conoce desde niño: los caballos. Así cuenta historias e informa a los oyentes, como en esta edición lo hace con La Palabra.

LP - ¿Tuviste un caballito ruano que invierno y verano te sacaba a pasear como la canción de Carlitos Balá?
E.Z.- He tenido un caballo rubio con crines y cola blancas, podría ser un ruano o un palomino. Además era pasuco, muy cómodo en su trote porque no salta, parece como que se deslizara, ideal para viajar.

LP - Sentís la prolongación de tu vida en el caballo...
E.Z. - En realidad no siento que mis caballos son mis amigos, nos necesitamos y compartimos la vida. Esto se siente cuando uno monta, y como ellos no pueden ver al que los monta, huelen la bota para saber quién es, luego resopla, se entrega. Alguien en algún momento dijo que la mayor conquista del hombre es haber logrado la amistad del caballo. Además es muy memorioso, reconoce tu perfume antes que tu imagen, se integra poco a poco a tu vida y a tu familia.

LP - Viviste en ese ámbito donde la nobleza del animal se hacía realidad...
E.Z. - Todos los días. Al llevarles la comida y el agua, antes de los partos y quizás sea en este momento cuando uno se da cuenta de su nobleza y de su entrega para con su dueño. La yegua se deja ayudar por más brava que sea y después deja que acaricies el potrillo, que lo pares, que se lo sostengas para que mame. Cuando necesitás montarlo en el frío o en la lluvia le da lo mismo, siempre dispuesto.

LP - ¿En qué momento empezaste a conocer sobre estos animales?
E.Z. - La primera yegua que recuerdo era una muy gorda, la del lechero. Yo esperaba en la puerta el reparto con un pan, recuerdo su olor y su color. Además no podía creer su mansedumbre y el esfuerzo que realizaba tirando ese carro durante horas invierno o verano plena ciudad de Buenos Aires. Cuando sentía que el lechero ponía un pie en el pescante para subir al carro ya arrancaba y paraba sola en la próxima casa.

LP - ¿Tu formación profesional ayudó a tu conocimiento sobre el tema?
E.Z.- Yo creo que no. Empecé a leer sobre los caballos de muy chico y el resto se aprende viviendo con ellos. Lástima que los primeros caballos me los compré a los diecinueve años y no los he podido disfrutar en la infancia.

LP - Hablemos de las condiciones de estos animales.
E.Z. - Aprende todo lo que uno le enseñe. No sé si es inteligente o sumamente memorioso. Recuerdo haber vendido alguna yegua y por alguna razón volver a casa después de años. No se olvidan de su querencia ni de los otros caballos. Aunque estén años separados vuelven a formar los mismos grupos que tenían antes de que uno los separara. Esto se ve muchas veces con las yeguas que hacen grupitos de potrancas, se separan en la doma y durante todas su campaña en el hipódromo y cuando ésta termina al volver al haras como madres, se reúnen indefectiblemente con sus viejas amigas como si hiciera un par de horas que no estaban juntas.

LP - Su protagonismo en la historia universal.
E.Z. - El mismo que ha tenido el hombre. Aníbal, San Martín, Julio César, Napoleón Buonaparte... Seguramente hoy no estarían en la historia si no fuera por sus caballos. Hoy el protagonismo histórico no es igual. Está en el hombre y su computadora. William Shakespeare empezó a conocer el teatro porque tenia una pequeña empresa que le permitía a los Señores que iban a la ópera dejar sus caballos en su guardería. Digamos que era el encargado del estacionamiento. Calígula era más que amigo de su caballo y lo nombró cónsul, le construyó un palacio y se ocupó personalmente del mobiliario.

LP - Su llegada a América.
E.Z. - Tengo todavía pequeñas dudas. Gaboto bosquejó un mapa que se vendió en Francia hace no muchos años y dibujó en ese mapas caballos, cotorras y carpinchos cuando remontaba parte del Paraná, esto mucho antes de la primera fundación de Buenos Aires; también algunas cosas de Darwin. La palabra "bagual" usada por los indios antes de la llegada de Garay. Quizás en estas pampas ya había algún caballo. Sobre todo una carta que en una oportunidad le enviaran al Rey de España, que había solicitado un relevamiento de la cantidad de caballos. El número que supuestamente habían contado corresponde a una cuenta matemática que resulta de la yeguas que había dejado Garay en la primera fundación de Buenos Aires, como si todas ellas hubieran parido hembras durante veinte años que es más o menos la vida fértil de las yeguas. De todos modos el aporte del caballo ibérico fue fundamental pero aquí en Sudamérica me quedan dudas.

LP - Las anécdotas que te involucran en este tema.
E.Z. - Una de las anécdotas más lindas que tengo es la de haber prestado un caballo que era un zaino negro muy grande y brioso para las filmaciones que realizaba El Zorro en Argentina. El caballo se llamaba Rancho Pronto y era un sangre puro de carrera ganador de varias y mi caballo de paseo.

LP - ¿Cuál es tu preferido entre las razas?
E.Z. - Por supuesto es el que crío, el Sangre pura de Carrera, pero también me encanta el árabe, el Apalossa y el cuarto de milla; y sin ninguna duda el criollo noble y esforzado.

LP - ¿Qué actividad afín al ámbito rural llevas adelante?
E.Z. - Crío caballos de carrera y me dedico a la cría de ovejas frisonas y a la elaboración de quesos de oveja. Soy el actual presidente de la Asociación de Criadores de Ovejas Frisonas de Argentina.

LP - ¿El propósito de dedicar tu trabajo empresarial a la producción no convencional fue un riesgo a una preclara visión del supuesto y anunciado éxito?
E.Z. - No creo que haya sido un riesgo. Es una de las actividades más viejas del ámbito rural europeo, algunas queserías españolas que conozco tienen cerca de 600 años y pertenecen a la mismas familias. Con tanto hotel de cinco estrellas, tanto turismo es difícil funcionar mal. Sobre todo en cuanto a la alimentación y crianza de los animales. Para el resto del mundo, altamente contaminado, somos casi ecológicos naturalmente.

LP - ¿Consideras que se merece también el equino ser reconocido como un buen amigo del hombre?
E.Z. - Creo que la diferencia con el perro es que el caballo no puede dormir tirado en el living al borde del hogar.

27-01-2009

Editorial

El invitado

En busca de... Eduardo Zurro, protagonista

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

21-01-2009

Editorial

El invitado

En busca de... Eduardo Ariel Ferraudi, músico

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

14-01-2009

Editorial

El invitado

En busca de... Jorge Luis Crowe, protagonista

Les comentamos

Consultorio lingüístico

El buen decir

06-01-2009

Editorial

El invitado





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 12 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.