www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Lunes 23 de Noviembre de 2009


Deportes

Gabriel Rivarossa manejó un Renault de F1 en Paul Ricard

El contador Gabriel Rivarossa disfrutó de una maravillosa experiencia en el circuito francés de Paul Ricard, donde tuvo oportunidad de girar con un Renault de Fórmula 1 en el marco de un programa organizado por el periodista Rubén Daray.

Por Víctor Hugo Fux (Redacción LA OPINION). - Gabriel Rivarossa, profesional rafaelino de las Ciencias Económicas, es un apasionado de los deportes. En su juventud, practicó oficialmente el rugby. Después, incursionó en el Karting, al que retornó temporalmente para compartir diferentes escenarios regionales con sus hijos. Piloto de aviones, helicópteros y planeadores, se puede decir que es de aquellas personas que disfrutan de las sensaciones extremas así en la tierra como en el cielo.
Pero seguramente, "Gaby" nunca imaginó que algún día podría subirse a un Fórmula 1 en el circuito francés de Paul Ricard, y mucho menos, manejarlo. Sí, estuvo al mando de un Renault, en una experiencia que, admite, "no resulta sencillo poder explicar".
Rivarossa estuvo en LA OPINION, repasando en una entrevista que por momentos se transformó en monólogo, cada momento de una jornada cargada de adrenalina.
"Rubén Daray, el reconocido conductor del exitoso ciclo televisivo «A Todo Motor», programa diferentes actividades en el plano internacional, todas muy atractivas, como visitar terminales automotrices líder en el mundo, concurrir a los Grandes Premios de mayor prestigio en el calendario de la Fórmula 1 o recorrer los Salones del Automóvil que se realizan en Europa", señaló Gabriel.
Más adelante, expresó que "recientemente, organizó una experiencia distinta a las que se ofrecen en el mercado. Viajar a Francia para conocer el Museo de Renault, cerca de París, y un día completo de actividades a desarrollarse en el autódromo más seguro del mundo, el de Paul Ricard, en el que los integrantes del grupo tendrían la posibilidad de girar sobre diferentes vehículos de competición".
Rivarossa comentó que "el cupo asignado era de 24 plazas, que no llegaron a cubrirse, ya que viajamos catorce argentinos y dos uruguayos, pero en Francia se completó con ocho personas seleccionadas por Renault y que de alguna manera, especialmente en la parte comercial, están relacionadas con la empresa".
Sobre la visita al Museo de Renault, dijo que "es impresionante, por la gran cantidad de autos que se pueden observar; desde los primeros modelos de la marca, fabricados en el año 1898, hasta las diferentes versiones de los Fórmula 1. En ese lugar se restauran y el estado que presentan es impecable. Entre tantos autos, prolijamente distribuidos en los galpones, nos llamó la atención ver un Torino, un producto íntegramente argentino que tiene reservado su lugarcito en Francia".
El día soñado llegó y el traslado hasta Paul Ricard comenzó a liberar las emociones de quienes abordaron los utilitarios. "La organización es sencillamente espectacular. Cada integrante del grupo recibió su acreditación, en la que se consignaban los horarios de las diferentes actividades a cumplirse durante la jornada y que, lógicamente, se respetaron con absoluta precisión", destacó Rivarossa.
"Ya en el circuito, se realizó un trabajo de adaptación, en las que tuvimos oportunidad de girar sobre las Traffics, para ir conociendo el trazado, los lugares de aceleración, de frenado y los radios ideales.
Todo el perímetro, marcado con conos de distintos colores que nos iban a servir de referencia cuando tuviésemos la responsabilidad de utilizar los monopostos. Paul Ricard es considerado el autódromo más seguro del mundo, porque sus vías de escapes son tan amplias que resulta prácticamente imposible que se llegue a impactar contra algún elemento consistente. Su propietario es Bernie Ecclestone, pero lamentablemente hoy no puede recibir a la Fórmula 1 porque dispone de un solo acceso y eso dificultaría la movilización vehicular", repasó Gabriel.
"Después de las precisas instrucciones que transmitió la gente de Renault y de todos los consejos imaginables para que podamos disfrutar la experiencia y no sufrirla, salimos a pista con los Fórmulas 2.0 de 175 caballos de potencia, siguiendo a los Mégane que nos servían de guía. A medida que nos íbamos acomodando a las prestaciones del auto y las exigencias del circuito, fuimos incrementando el ritmo. Durante todo el día giramos con neumáticos para lluvia, por la inestabilidad climática. Aunque finalmente no llovió, con muy buen criterio se tomó esa decisión, para evitar algunos inconvenientes que podrían darse en caso de registrarse precipitaciones en algunos sectores de la pista. La sensación fue realmente muy buena, aunque por mi contextura física no estuve totalmente cómodo en el cockpit", señaló Rivarossa.
Sobre la siguiente etapa, expresó que "nos llevaron en la butaca del acompañante sobre los Mégane, a muy buen ritmo, para que podamos distendernos y además para llegar muy bien preparados al gran desafío de manejar un Fórmula 1. Cuando no girábamos, trabajábamos en otros aspectos, como la concentración y el acondicionamiento físico, siempre con la supervisión de personal especializado. También utilizamos un simulador y participamos de charlas explicativas. Realmente, el programa es excepcional y muy completo".
Gabriel no pudo ocultar sus sensaciones cuando repasó la experiencia de manejar un Fórmula 1 del equipo Renault, al señalar que "es algo maravilloso, pero sinceramente, después de toda la adaptación previa que habíamos realizado, terminó siendo bastante más sencillo de lo que pensaba. La mayor dificultad, quizás, fue salir de los pits, pero una vez que se encendía la luz verde en el semáforo, ubicado a la salida de los boxes, todo se simplificaba. Estamos hablando de un motor de 700 caballos y de un auto que tiene una relación peso-potencia increíble.
Giramos algo más de dos vueltas en el F1; puede sonar como escasas, pero te puedo asegurar que fueron suficientes, porque nos permitieron descubrir las sensaciones que vive en cada prueba o en cada Gran Premio un piloto de Fórmula 1. En este caso, por el mayor volumen del cockpit, realmente me sentí a gusto y con una comodidad absoluta".
Para completar la actividad, restaba el segmento final. Después de un día completo enfundado en un buzo de Renault y calzándose en cada salida a pista un caso en el que estaba grabado su nombre, Gabriel Rivarossa se subió a un triplaza. Se ubicó en el comportamiento diseñado en la extensión del pontón izquierdo y por última vez salió a beberse los vientos en Paul Ricard.
La jornada había terminado. Con la felicidad reflejada en una sonrisa espontánea y generosa, "Gaby" se sintió un privilegiado. No es cosa de todos los días poder manejar un Fórmula 1. El pudo hacerlo y disfrutarlo. "Es un sueño hecho realidad", admitió en el final. ¡Quién puede negarse a creerle que lo siente de esa manera!

23-11-2009

Buscando un lugar

Los sunchalenses son visitantes

Del Potro no pudo con Murray

Ben Hur 1 - Libertad 2

Lo dirigió 4 veces y le expulsó 8 jugadores

Un buen primer tiempo de Ruata

Ben Hur volvió a perder en una noche de furia

Clásico de Atlético y derrota del CAI

"Le metí presión y lo pude noquear"

Pura solvencia

Las otras peleas de la noche

Carlos Baldomir cuelga los guantes

Gabriel Rivarossa manejó un Renault de F1 en Paul Ricard

Paul Ricard

Leandro Mercado quiere correr el Mundial en la flamante Moto2

"No supimos enfriar"

ARGENTINO 2 - FLORIDA 1

Humberto vuelve al Grupo UNO

"La gente va a ver un equipo ofensivo"

El empate relegó a Newell's





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 12 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.