www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Aire libre
Ecología
Economía
Gente
Hábitat
Jubilados
La Palabra
Política
Rural
Salud

Miércoles 3 de Noviembre de 2010


Cartas de lectores

¿La siesta rafaelina?

Sr. Director:

El título de esta nota es por algo que siempre nos jactamos la gente del interior la invalorable siesta que en la gran urbe no pueden realizar por sus horarios corridos, o bien por su ritmo alocado que hace que no sientan lo necesario de ese "corte para el descanso" tan importante para nuestra salud.
Ahora bien, yo nací en esta ciudad y desde hace poco más de 20 años vivo en el barrio Los Nogales, al oeste de la ruta 34, donde muchos como yo necesitan el descanso para luego comenzar la actividad con el cuerpo preparado y la mente lúcida.
Pero resulta que hay pequeñeces que hacen que el título de la presente no sea tan "sencilla de realizar" y que paso a detallar:
Perros en la calle que deambulan peleándose entre sí, por vaya a saber que "a lo mejor jugando" o siguiendo todos a la famosa "perra alzada" para ver quién es el que se lleva el trofeo, sin descanso, muy seguidores los mismos, y pocas veces con resultado positivo ya que la "señorita del momento se hace valer" hasta decidirse, si es que lo hace...
También esos mismos perros de la calle peleándose con los "otros" que están dentro de sus casas pero con un tejido, verja o algo por el estilo que los separa unos de otros, haciéndolo también sin descanso y sistemáticamente en horarios "clave".
De más está decir que todos estos "animalitos" para realizar lo antes comentado, no lo hacen en "silencio", sino que muy por el contrario, y con diferentes tonalidades ya que los hay pequeños, medianos y grandes en tamaño, generando por momentos un concierto de ruidos con diferentes variedades en tonos como así también en el tiempo, ya que a algunos realmente les envidio la garganta por el tiempo de uso que le dan sin descanso alguno.
Agrego que saliendo del título de la presente, tengo que comentar que estos "seres vivientes" también "trasnochan" hasta altas horas, haciendo más interesante el tema.
Además, un dato "no menor" todos estos "animalitos" tienen "casa con algún duelo o dueña", lugar elegido en algún momento del día para alimentarse (a veces lo hacen rompiendo las bolsitas desde los cestos) y retomar fuerzas para encarar la rutina antes comentada.
Confieso que sta situación ha despertado en mi mis más bajos instintos de los cuales no los voy a detallar ni tampoco a realizar, ya que pienso que "ellos" no tienen la culpa de ser "la consecuencia" de una accionar que se pudiera evitar si cada "dueño" razonara de diferente forma, teniendo en cuenta que también hay "vecinos" que tienen su mascota, como yo, 2 perritas, pero con una diferencia, dentro de mi casa, no dejándolas en la calle porque ahí es donde "jorobarían a los demás, mis vecinos".
Una frase dice que "mis derechos terminan donde empiezan los de los demás". Termino esta nota comentándoles que por las noches y por las tardes, mi tan ansiada y querida "siesta rafaelina" la realizo igual, pero con "protectores auditivos" en los oídos, corriendo el riesgo de no escuchar el otro ruido molesto de las mañanas que es el despertador para levantarme y comenzar mi jornada laboral de la mejor manera.

Raúl Márquez
DNI 12.142.794


03-11-2010

Escenarios prematuros

Odisea con un banco

¿La siesta rafaelina?





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.