www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Domingo 7 de Noviembre de 2010


Locales

Hombres de negocios

Roberto J. Actis


No es difícil hacerse millonario en la Argentina, aun cuando suene chocante para tantos sumergidos en la pobreza. País de profundos contrastes, generoso al fin y al cabo, pues los ejemplos son tantos, que salen como hongos después de una lluvia, especialmente en este tiempo de conflictos diversos que suelen actualizar datos, informes y precisiones que, aún bajo la sombra de la sospecha, siempre trataron de mantenerse lo mejor ocultos posible.
La lamentable muerte del joven Ferreyra, además de toda la secuencia de culpas, contraculpas y acusaciones entrecruzadas, le devolvió notoriedad a Pedraza, el mandamás de la Unión Ferroviaria, quien se mantiene en ese lugar desde hace tres décadas, habiendo transcurrido por los años de la dictadura militar, alineado después con Cafiero en la interna frente a Menem, pasando luego a las filas del riojano tras su victoria, prestamente corrido al duhaldismo después de la caída de De la Rúa, y ahora, cercano al kirchnerismo. Siempre, con el viento a favor, aunque en realidad eso, en definitiva no descubra nada demasiado novedoso, pues son muchísimos los conversos que transitaron ese camino y seguramente lo seguirán haciendo. No es una exclusividad del gremial- ismo, los políticos lo han llevado a una práctica permanente, con una sucesión de casos que ni es necesario puntualizar. Debemos convenir que la borocotización, justamente por la reiteración de estos episodios no llama demasiado la atención, aunque siga sirviendo para marcar conductas. Esas mismas que brillan por su ausencia en la Argentina de este tiempo.
Lo que sí en cambio moviliza mucho más la curiosidad, es la transformación experimentada por estos "gordos" del sindicalismo, pasando de su rol original, surgidos poco menos que de la nada, al fulgurante protagonismo de importantes y exitosos hombres de negocios, así todos ellos poseedores de patrimonios que deslumbrarían al más pintado. El caso de Pedraza es apenas la punta del iceberg. Aunque seguramente, y sin intención de las siempre poco constructivas generalizaciones, se trata de una nómina que podría ser engrosada muy generosamente a poco que se vaya haciendo una revisión retrospectiva.
Lo primero es la familia. Un concepto de raíces peninsulares, que viene como anillo al dedo en estos casos, pues la mayoría de sindicalistas lo privilegiaron en su esencia, trenzando con sus familiares los negocios derivados de sus gremios. Hijos, esposas, cuñados, sobrinos, todos al servicio de la causa.
Medicamentos truchos, empresas creadas especialmente para atender los requerimientos de los gremios que van desde toda clase de servicios hasta la construcción y el transporte, desvío de subsidios, ocupación de cargos. La transformación de los gremios es lo más parecido al sistema feudal, donde los privilegios van heredándose de padres a hijos. Así se amasaron fortunas enormes, aunque tal vez tengan poco que ver con la circulación de los siempre dudosos correos electrónicos que hablan desde estancias a hoteles, empresas de transporte y cuanto a uno se le ocurra imaginar. Dejemos esas posibilidades, que bien pueden ser infundadas -aunque por las dudas mejor no descartarlas-, pero tomemos todo el listado que ha trascendido estos días a través de los informes periodísticos, nada de lo cual fue desmentido. Basta y sobra como muestra para graficar una situación a la que nunca nadie le puso freno.
En fin, todo sea por el bienestar de los trabajadores, que con sus aportes -más los subsidios y otras menudencias- sostienen estas enormes estructuras. ¿Que los sindicatos son necesarios? Absolutamente de acuerdo, fueron el freno a la explotación y la forma de avanzar en una mejor distribución de la riqueza. Las conquistas han sido legítimas, pero eso no da vía libre al enriquecimiento de algunos a costa de todos.
Dos pequeñas referencias a hechos puntuales. El primero, que domina el escenario político tras la desaparición física de Néstor Kirchner, poco a poco va acomodándose a las nuevas circunstancias. Una vez superada esta instancia de silencio y respeto que impone el duelo, todo volverá a lo de siempre, aunque para la oposición será mucho más complicado armar su estrategia, que antes estaba sostenida en un casi exclusivo objetivo: vencer a Kirchner.
No podíamos bajar la cortina sin una pequeña referencia sobre el Censo.
Una pésima organización, pues se proporcionó a los censistas poca y deficiente información, encontrándose con lugares que figuran como terrenos baldíos, aunque en realidad estaban cubiertos de viviendas. Y sobre la pregunta si trabajó aunque sea una hora en la última semana, es muy probable que este censo nos diga que la desocupación, como por arte de magia, ha desaparecido en la Argentina.

07-11-2010

Hombres de negocios

La noche de los Destacados: una fiesta llena de emociones

Proponen una ley de áreas metropolitanas

Pensar en grande

Reunión por conflicto de SanCor en Rosario

Farías candidato

El medio boleto estudiantil en febrero

Nuevo equipamiento para servicios municipales

Municipio cede un terreno a la Provincia para Centro de Salud

BREVES

Pruebas con vehículos de Renault en la plaza

Biografía no autorizada

"Creo que hay que renovarle la confianza al Frente Progresista"

El cronograma electoral se define en diciembre

Lotería adjudica nuevas agencias





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.