www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Viernes 12 de Noviembre de 2010


Sociales

El tango, crisol de razas como el país

Por Juan Carlos Perucca. - Siempre se habló de nuestra Argentina como un crisol donde han llegado a fundirse razas y creencias diversas, sin distinción de tipo alguno. Como una de las máximas expresiones populares del país, el tango no podía ser menos y al analizar sus orígenes y posterior desarrollo encontramos influencias notoriamente heterogéneas con variantes tanto de raza como de religión o color de piel.
Aún en los intérpretes modernos encontramos diferencias tan notorias que van desde el rubio "Polaco" Goyeneche hasta el morocho Miguel Montero, o desde cancionistas tan "finas" como Ada Falcón o Libertad Lamarque hasta "arrabaleras" como Tita Merello o Rosita Quiroga. Es así que también en aspectos tan delicados como las diferentes creencias religiosas encontramos esta concurrencia unificada hacia la forma musical de máxima popularidad ríoplatense, hoy distinguida a nivel mundial.
Tiempo atrás nos referíamos a la influencia de la inmigración italiana en el desarrollo del tango y su creciente popularidad desde comienzos del siglo pasado ("Influencia de la Inmigración Italiana en la Música Tanguera", LA OPINI¤N 12-02-08). Hoy considero adecuado referirnos al importante aporte de los numerosos autores y/o compositores de origen judío, algunas de cuyas piezas han llegado a constituirse en referentes insoslayables de nuestro repertorio popular.
Como ejemplos que sustentan esta opinión cabe recordar a Carlos Bahr, autor de "Prohibido", "No te apures carablanca", "Mañana iré temprano", "Si no me engaña el corazón", "Corazón no le hagas caso", quien al unirse a M. Sucher crearon, entre otros, tangos tan populares como "Equipaje", "En carne propia" y un éxito brillante como "Soledad, la de Barracas". En nuestro Parnaso tanguero se destacan también con enorme arraigo popular, "Melenita de oro", la más que famosa "Milonguita" y "Puente Alsina", todos de Samuel Linning, junto a "Cascabelito" del chileno aporteñado José Bohr, y a "Qué solo estoy" de Raúl Kaplún; "Así se baila el tango", "La vida me engañó" y "La novia del mar" de Elías Rubinstein (alias Marvil), etc.
De este grupo estimo oportuno resaltar a otro creador de calidad excepcional, a mi juicio el ejemplo más representativo del más profundo sentimiento que puede llegar a expresar la letra de un tango, con el tacto suficiente para no llegar a plantear aspectos sensibleros que podrían resultar chocantes. Se trata de Luis Rubinstein, cuyos padres ucranianos llegaron en 1906 a Buenos Aires huyendo de las persecuciones del régimen zarista de turno. Venían con tres hijas y aquí nacieron siete hijos más, el segundo de los cuales fue Luis en 1908.

AMOR AL ESTUDIO

En sus años juveniles no se distinguió por su amor al estudio, siendo expulsado del Colegio en 3° Grado por arrojarle un tintero a la Maestra, que intentaba echarlo del aula al descubrirlo escribiendo versos a escondidas. No obstante este comienzo nada promisorio y luego de intentar ser cantor en la orquesta de D`Arienzo, fue periodista en "Radiolandia" para llegar a Director en "Sintonía", ambas revistas por entonces muy populares.
Como se estilaba entre los tangueros de ley, Luis Rubinstein hizo del cabaret su mundo habitual, iniciándose en el ambiente musical con el hermoso y muy conocido tango "Tarde gris", que alcanzó a grabar Carlos Gardel en 1930 con sus guitarristas Barbieri, Riverol y Aguilar, para ser luego actualizado brillantemente por Aníbal Troilo con el "Tata" Floreal Ruiz diciendo esos delicados versos. Otra creación excepcional fue "Carnaval de mi barrio", grabada por Mercedes Simone en 1938, cuya letra el mismo Rubinstein llamara "pintura callejera en tiempo de tango", y muy poco tiempo después apareció su obra cumbre, "Charlemos", un tango cuya letra se muestra impregnada de un intenso romanticismo, trágico si se quiere, en particular cuando culmina con la dolorosa verdad del interlocutor telefónico "...no puedo, no puedo verla, es doloroso lo sé. ¡Cómo quisiera quererla! ...soy ciego, perdóneme...", condensando en tres minutos todo un profundo drama humano, con final abierto. Fue tal el éxito de este tango excepcional que en menos de un año se hicieron cinco grabaciones, realmente de colección todas ellas, destacándose en opinión personal de quien esto escribe, las de Ignacio Corsini con guitarras y la de Carlos DiSarli y su orquesta con el "Gorrión" Roberto Rufino en los versos.
Otros hermanos Rubinstein estuvieron también relacionados con nuestra música ciudadana, presentándose con diversos seudónimos. Marvil, Maury, Randall, destacándose este último con el ya citado "Así se baila el tango", cuya letra ...¡qué saben los pitucos, lamidos y shushetas....!
hiciera famosa Alberto Castillo cuando desde el escenario y con toda intención hacía reaccionar a parte del público bailarín que se sentía aludido. También le pertenece a Randall el sentimental "La novia del mar", otro hermoso tango que grabó con su habitual calidad Carlos DiSarli con la voz del mendocino Oscar Serpa.
Luis Rubinstein abandonó este mundo aún muy joven, en 1954, con 46 años de edad. Según José Gobello podría asimilarse su historia a la del protagonista de su ópera prima "Charlemos", siendo en cierto modo "...el cautivo de un sueño tan fugaz...." que él tampoco alcanzó a vivirlo.

12-11-2010

Rafaelinos en encuentro de bandoneones en Brasil

VAMOS AL CINE....

Fueron diputados por un día

Ganadores del sorteo para Piñón Fijo

Venta de tarjetas para cena del centenario

Festejo de APADIR

Reunión de cirujanos plásticos en Rafaela

Muestra final del taller de adolescentes

Jardines municipales

Capacitación sobre celíacos

Provincia con proyecto para la vieja Terminal

Un beatle para emocionar a varias generaciones

Murió italiano Dino De Laurentis

El tango, crisol de razas como el país

Plata escasa





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.