www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Aire libre
Ecología
Economía
Gente
Hábitat
Jubilados
La Palabra
Política
Rural
Salud

Domingo 14 de Noviembre de 2010


Economía

El costo de pagar el mínimo de la tarjeta

Se trata de las tasas anuales que cobran los bancos a los usuarios de los plásticos por financiarles sus saldos impagos. Además, imponen cargos administrativos y por seguros. Cobran hasta un 10% más que los bancos para financiar saldos. El Banco Central publicó su informe sobre tarjetas de crédito en el que se indican las tasas y los montos máximos y mínimos que cobran las entidades que operan en el país por sus plásticos.

Claudio Giannetti

Elegir una tarjeta de crédito para realizar consumos personales puede ser más dificultoso de lo que a simple vista parece, si se tiene en cuenta la enorme disparidad en las tasas de interés que cobran las entidades emisoras a la hora de pagar el mínimo.
Un reciente informe del Banco Central de la República Argentina (BCRA) señala que la tasa de interés compensatoria, es decir, la que le cobra el banco al dueño de una tarjeta que pagó al vencimiento solamente el mínimo y debe financiar sus saldos, asciende hasta el 85,2% anual para algunos plásticos, una suma muy elevada y por encima de cualquier parámetro macroeconómico, sea la evolución del costo de vida, los aumentos de salarios convencionados o las tasas de interés pasivas (las que pagan los bancos por los depósitos). Encima, se debe agregar el pago de la alícuota del IVA sobre los intereses.
Por tratarse de un producto crediticio, toda tarjeta tiene un límite de financiación o de compra, el cual depende de la política de crédito de cada entidad y de la calificación crediticia que se asigne a cada cliente, de allí la enorme disparidad que se encuentra en el mercado.
El informe del BCRA indica que para agosto de este año, la tasa para los intereses compensatorios por la financiación de saldos de tarjetas de crédito para consumo en el país promedió entre el 31% y el 35,5%.
De ello se desprende que una persona que gasta $ 500 y paga un mínimo mensual de $ 100 debe soportar una tasa promedio de entre 31% y 35% sobre el saldo que resta, lo que lo lleva a abonar $ 10 de más por mes.
Para beneficio de los usuarios de tarjetas, las tasas se han mantenido estables. "Las tasas están amesetadas hace un año y medio, prácticamente no han tenido movimiento", indicaron desde Consumidores Financieros, entidad que defiende los intereses de los usuarios.
Asimismo, el BCRA consigna que los ingresos mínimos requeridos, en promedio, son de $ 812 para las tarjetas de uso local exclusivamente. Para acceder al segmento de tarjetas que permiten gastos fuera del país, el cliente debe tener un ingreso promedio de $ 1.210.
En cuanto a los gastos administrativos, promediaron los $ 6,96 para los valores mínimos informados y $ 11,25 para los máximos. Respecto del seguro de vida, la entidad que preside Marcó del Pont consignó que el valor está entre el 0,2% y el 0,3% del saldo deudor, dependiendo del alcance geográfico de la tarjeta.

Comercios cobran hasta 10% más que los bancos para financiar saldos

El Banco Central publicó su informe sobre tarjetas de crédito en el que se indican las tasas y los montos máximos y mínimos que cobran las entidades que operan en el país por sus plásticos.
No sólo de beneficios, descuentos y promociones viven los que prefieren el plástico al efectivo. A la hora de elegir una tarjeta de crédito existe una serie de costos asociados que hay que tener en cuenta, como la tasa por financiación de saldos, los gastos de renovación, los gastos administrativos por confección y envío de resumen y el seguro de vida.
Bancos, supermercados, grandes comercios de ropa, cadenas de electrodomésticos, shoppings y pequeñas financieras conforman hoy el mapa de emisores de tarjetas en el país con costos y requisitos de lo más variados entre sí. Para que la tarea de optar por un plástico resulte más sencilla, el Banco Central argentino publicó ayer su informe sobre tarjetas de crédito correspondiente a agosto, en el que se detallan las tasas y los costos mínimos y máximos que cobran las entidades que operan en el país por las tarjetas que ofrecen a sus clientes.
Del documento se desprende que mientras los bancos de primera línea cobran una tasa de interés compensatorio por financiación de saldos con tarjeta de entre 26 y 34%, en el caso de los shoppings y cadenas de indumentaria la tasa se ubica en la mayoría de los casos en torno de 37,9%, con un máximo de 43,1% para el plástico que brinda la cadena de tiendas chilena C&A.
En cuanto a los supermercados, la tasa para financiar saldos abarca un margen aún más amplio, desde un mínimo de 37,2% a un máximo de 45,6 por ciento.
El récord en agosto se lo llevó la Caja de Crédito Cooperativa La Capital del Plata, que cobró una tasa de compensación máxima de 85,2% por su tarjeta Kadicard.
Las diferencias entre las emisoras también se hacen evidentes al momento de comparar los ingresos mínimos requeridos, ya que las entidades bancarias exigen en su mayoría ingresos superiores a los $ 1.000, en tanto que los supermercados, shoppings y cadenas de ropa aceptan ingresos de entre 500 y 800 pesos.
A su vez, un cliente de un banco de primera línea puede tener que afrontar por una tarjeta un gasto administrativo mensual de hasta $ 14,90, contra un máximo de $ 20 de un plástico emitido por un comercio de indumentaria.
Según indica el informe del BCRA, en agosto de este año el seguro de vida cobrado por las tarjetas de crédito fue de 0,2% para los valores mínimos y de 0,3% para los máximos.
Asimismo, los gastos de renovación anual promediaron un mínimo de $ 22,16 y un máximo de $ 60,04, aunque algunas entidades llegaron a cobrar hasta $ 470 anuales por renovar una tarjeta, como es el caso del Banco de Formosa para su plástico MasterCard.
Los costos de renovación variaron significativamente según se tratase de tarjetas para consumo en el país o tarjetas para consumo en el país y en el exterior. El BCRA señala que el valor de renovación de las tarjetas que permiten realizar compras fuera de la Argentina superó un 106% el promedio mínimo y 184% el promedio máximo del de los plásticos que sólo permiten operar dentro del país.
La entidad que dirige Mercedes Marcó del Pont destacó además que la mayoría de las emisoras de tarjetas cobra una tasa de interés compensatorio por financiar saldos de entre 30 y 45%, y que sólo el 1,3% del total de estas compañías ofrecen tasas por encima del 60 por ciento.
Recomendaciones. Además de los costos de financiación, gastos administrativos, de renovación y de seguro de vida, el BCRA recomendó a los usuarios de tarjetas considerar otras variables como las comisiones cobradas por superar el límite de compra, el costo de tarjetas adicionales y los requisitos para la contratación de la tarjeta.
También indicó que "es importante considerar las restricciones comerciales de cada una, por ejemplo si permiten o no operar en el exterior, los comercios adheridos y si están restringidas a alguna zona o cadena de comercios en particular".
"Por tratarse de un producto crediticio, toda tarjeta tiene un límite de financiación y/o de compra, el cual depende de la política crediticia de cada entidad y de la calificación crediticia que se asigne a cada cliente", agregó el BCRA.

14-11-2010

Volver al Patrón Oro

EXPECTATIVAS INDUSTRIALES

Afianzar el crecimiento: una cuestión de Estado

Ejes del modelo y compromiso social

El costo de pagar el mínimo de la tarjeta

Sólo podrá conducir y gobernar aquel que sepa leer esta realidad





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.