www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Jueves 18 de Noviembre de 2010


Editorial

Europa tambalea

La Eurozona no está pasado por un buen momento. Por estas horas sus países miembro aún estudian un plan de apoyo al sector bancario irlandés con el fin de atajar el peligro de contagio a otros países muy endeudados, como Portugal, y tranquilizar a los mercados, en una crisis que puede amenazar la "supervivencia" de ese espacio monetario.
El martes pasado, antes de iniciarse una reunión en Bruselas de los 16 ministros de Finanzas de la Eurozona, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, admitió mantener conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) para "resolver los graves problemas del sector bancario irlandés".
Si bien no precisó qué tipo de solución se baraja en estos momentos, Rehn dejó entrever que no se trataría de aportar una ayuda a Irlanda para hacer frente a su déficit público galopante, sino de aprobar un apoyo limitado a sus bancos. "Los verdaderos problemas están en el sector bancario, aunque están interconectados" con las dificultades presupuestarias del país, que debió endeudarse colosalmente para evitar la bancarrota de esas entidades expuestas al estallido de la burbuja inmobiliaria, dijo Rehn.
Sus declaraciones estuvieron en sintonía con lo expresado por el primer ministro irlandés, Brian Cowen. Dublín "no ha presentado ninguna demanda en vistas a una ayuda exterior", pero está "en conversaciones" con sus socios europeos para traer "estabilidad" a los mercados, donde las tasas de interés de los bonos irlandeses alcanzaron la semana pasada récords históricos, dijo Cowen.
El Estado irlandés, pese a un déficit previsto en 2010 del 32% del Producto Interior Bruto (PIB), cuenta con financiación suficiente hasta "mediados de 2011", insistió en Bruselas el ministro de Finanzas, Brian Lenihan. Pero, para garantizar la solvencia de sus entidades bancarias, los expertos calculan que Dublín necesitaría alrededor de 70.000 millones de euros.
Según un documento que estudiaban los ministros de Finanzas durante su reunión en Bruselas, susceptible de ser modificado antes de su fin, estos se mostrarán "dispuestos a ayudar" a Irlanda "si lo solicita", dijeron fuentes europeas.
Irlanda es miembro de la Eurozona, de la misma forma que Grecia, que debió ser rescatada el pasado mayo por sus problemas presupuestarios, y otros países fuertemente endeudados como Portugal y España.
El BCE y varias capitales europeas presionan por una acción rápida al temer que la crisis irlandesa arrastre además a estos países. Lisboa, por caso, admitió el "riesgo elevado" de tener que ser rescatado si las arcas públicas irlandesas no se sanean a debido tiempo. España, en cambio, afirmó que no hay "ninguna razón" que apunte que su país pueda resultar afectado, aunque algunos hechos indican lo contrario. El Tesoro español emitió el martes bonos por valor de unos 5.000 millones de euros a 12 y 18 meses, pero tuvo que pagar intereses mucho mayores que en emisiones precedentes.
"Nos enfrentamos a una crisis para la supervivencia" de la Eurozona, advirtió por su parte el presidente de la Unión Europea (UE), Herman Van Rompuy. La zona euro no está "al borde del estallido", estimó en cambio el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer, mientras Rehn hacía un llamamiento a no caer en el "alarmismo".
Hace seis meses, la crisis de la deuda soberana europea embistió una primera vez a Grecia y amagó con extenderse a otros países, forzando a la Eurozona primero a aprobar un plan de rescate de 110.000 millones de euros para Atenas, co-financiados por el FMI, y después a activar un multimillonario mecanismo para socorrer en el futuro a todo socio en riesgo de bancarrota.
La actual presión también es palpable en los mercados: las principales bolsas europeas cerraron el martes con pérdidas, con caídas en Fráncfort (-1,87%), Londres (-2,38%), París (-2,63%) y Madrid (-2,46%).
La Eurozona trastabilla, y no parece que sus representantes le estén encontrando la vuelta a problemas que necesitan de algo más que miles de millones de euros para solucionarse. Habituales adoctrinadores de lo que hay que hacer en materia económica en otras partes del mundo, las grandes potencias no saben qué hacer en el patio de su propia casa. Y no parece que la tendencia vaya a cambiar en el corto plazo.




Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.