www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Martes 23 de Noviembre de 2010


Locales

TRADICIONALMENTE ESTABA LIGADO A UN CONSUMIDOR HOMBRE MADURO EN ARGENTINA
El whisky rompe estereotipos y se acerca a jóvenes y mujeres

Juan Carlos Baucher, brand ambassador para la Argentina y la región de la marca líder de whisky a nivel mundial, estuvo en Rafaela y dejó sus sensaciones en torno a una bebida cuyo consumo crece en el país.

Su "trabajo" es recorrer ciudades de Argentina, como Bariloche, Ushuaia, Mendoza, Córdoba, Rosario o Rafaela, para "compartir momentos, contar experiencias y descubrir los secretos de una marca" de una bebida a la que considera "elegante y exclusiva". Es el brand ambassador de Johnnie Walker en la Argentina y los países de la región y por tanto comunica las bondades de un producto asociado a "momentos únicos". Siempre intenta seducir a nuevos consumidores o bien fidelizar a aquellos que ya incursionaron en el mundo de los "blend". Juan Carlos Baucher, de él se trata, estuvo recientemente en Rafaela para una degustación de Black Label, la estrella de Johnnie Walker, que se realizó en el pub Tío Pope a partir de una iniciativa de su propietario, Luis Otero.
"En Escocia dicen que el whisky genera amistad. Que se debe beber para despertar los sentidos, y no para bloquearlos, con una actitud muy activa y muy responsable. Esta bebida requiere estar muy atento porque tiene mucho para ofrecer y una larga historia por contar", se presenta.
Tras los elogios para Rafaela ("la primera impresión fue muy buena", dijo) y al bar donde efectuó una degustación no tradicional de whiskys ("tiene una barra muy completa que no se encuentra fácilmente en Buenos Aires", agregó), recordó que trabajó como actor en su Buenos Aires natal y, principalmente, en México.
En ese país, quizás porque se define como un "amante" de la bebida nacional de Escocia, le propusieron "ser la imagen de Johnnie Walker".
Aceptó rápidamente el "desafío" pero a la vez propuso asumir el papel de "comunicador de la marca", lo cual define como "la persona que comparte sus experiencias y su conocimiento con todos los consumidores y con aquellos que desean aprender". Después siguió una capacitación intensa en Escocia, más trabajo en México y en Estados Unidos, aunque desde hace tres años retornó a Buenos Aires "porque es donde nací y quiero vivir en familia", bien cerca de su River adorado.
"Todas las noches compartimos con consumidores y nuevos amigos que hacemos a través de este tipo de eventos, lo que es Johnnie Walker, su historia, su legado, su tradición. Buscamos educar sobre los atributos de esta bebida para que todos puedan aprender, descubrir y disfrutar de un whisky", señaló con un tono de profesor.

-¿Qué es un whisky?
-La definición técnica lo presenta como un destilado de un proceso a base de cebadas y más. Pero a mí me gusta explicar que es una bebida auténtica y compleja, no porque sea difícil de tomar, sino porque tiene una gran diversidad de aromas y sabores. Es para jerarquizar momentos, para compartir. Es muy triste tomar solo, hay que tomar para compartir y celebrar. Es como una música íntima y es elegante. Se puede provocar como cada uno lo desee, se mezcla con hielo, con agua o con el refresco favorito.

-¿Cómo se elige un whisky?
-Hay tres categorías de acuerdo a la edad de añejamiento, algo que define un precio. Está el standard de entre 3 y 8 años que es joven, vibrante, fresco e ideal para combinar. También más ligero. Los whiskys más profundos y complejos, considerados de lujo, tienen 12 años como Black Lebel. Y están los súper premium, con 15 o 18 años y hasta 25 años de añejamiento. La elección depende de cada uno, del momento.

-¿En Argentina el estereotipo de consumidor de whisky es un hombre maduro?
-Sí, es algo que sucede en Argentina pero que está cambiando. Hay muchos factores que ligan a este producto con el papá, el abuelo, el tío y con la gente mayor de la familia. Porque hubo una generación, principalmente la de los 80, que por varios motivos no tenía a esta bebida como una opción. Entonces en la memoria quedó la sensación de que se trata de un bebible para los mayores.
En el mundo no es así, la gente joven es una gran consumidora, y no la toman como antiguamente, cuando se pensaba que mezclar el whisky era una herejía.
Ahora se lo toma en trago alto, con hielo o con lo que sea porque es muy versátil. De acuerdo a como lo provoques es lo que te va a regalar, porque es multifacético. Ese viejo estereotipo se derrumba con este tipo de eventos donde la mayoría son jóvenes que ya conocen las bondades de este producto o bien se acercan a descubrirlo.

-También se piensa que es una bebida masculina.
-Es cierto, hay una idea de que las mujeres no beben whisky. Y esto no es así.
En la cantidad de eventos que hacemos participan muchas mujeres. Tienen la capacidad sensorial de percibir una gran diversidad de aromas, que a veces el hombre no identifica. A tal punto que en Escocia mismo, hay mujeres involucradas con las marcas de whisky más reconocidas. Trabajan como masters blend, las responsables de las marcas. Entonces esos límites se fueron borrando, las fronteras ya no existen y el whisky es universal. Las mujeres y los jóvenes se integraron al mercado del whisky.

-¿Cuál es el presente de esta bebida en el mercado argentino?
-Está en desarrollo, especialmente aquellos considerados de lujo. No es competencia del vino porque es otro momento de consumo. Entiendo que en el consumidor de vinos de alta gama hay un potencial consumidor de whisky. Para antes o tal vez después de la comida. Aquí, en Rafaela, algunos combinan la cerveza con el whisky, algo más común en Irlanda, especialmente en la gente joven. Presentados así no competiría ni con el vino ni con la cerveza.

-¿Qué volúmenes de ventas tiene este producto?
-No tengo ese dato, pero te pudo decir que Venezuela, Brasil, México y Colombia son los que más consumen en Latinoamérica. En Argentina estamos creciendo. Se consume menos pero de mejor calidad, algo similar a lo que sucede con el vino.
Baucher dejó Rafaela "con la satisfacción de haber compartido un "momento sublime" en el marco de una degustación para sólo 40 personas. "Espero regresar", dijo, mientras aconsejó que "para beber whisky hay que buscar el tiempo justo, relajarse, despertar los sentidos y estar dispuesto a disfrutar".

23-11-2010

Calvo participó del Foro de BioCiudades

Perotti, hoy en Santa Fe con Barletta y Urtubey

Encuentro

Binner ya admite que puede haber internas

Barletta, cada vez más candidato

Las internas de la interna

Destinarán $6 millones para mantener rutas de la región

Un poco más de trigo para esta campaña

Fiesta Nacional de la Leche

Breves

EPE: rechazos y dudas sobre la suba anunciada

Acueducto: la protección que no fue

Un método para evitar la corrosión por suelos

El whisky rompe estereotipos y se acerca a jóvenes y mujeres

Detectan elusión fiscal en parques industriales

Beneficios para pymes

Un tapial dividirá al Parque Industrial del barrio Güemes

Ex combatientes y un reclamo de 1.000 días

Fuí yo... ¿y qué?





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.