www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Domingo 28 de Noviembre de 2010


Locales

ENTREVISTA A ELDA GEREZ
"Esta es una gestión exitosa"

De intensa actividad social durante toda su vida, recién en 2005 se vinculó con el mundo de la política a través de Hermes Binner. Y dos años después ya estaba en el Congreso, con el que reconoce tener sensaciones encontradas. Hoy, alejada de ese ambiente, continúa defendiendo el proyecto del actual Gobernador. Y marca un, a su entender, grave problema de la ciudad.

Por Paulo Miassi (paulo@laopinion-rafaela.com.ar ). - Si bien hoy es una figura bastante reconocida, por su vinculación con el proyecto de Hermes Binner, y también por su paso por el Congreso de la Nación, siempre tuvo militancia social. Silenciosamente, sin estridencias, integró durante muchos años entidades estrechamente ligadas a la Iglesia. Haciendo ese trabajo que, reconoce, "es el que verdaderamente me satisface y me llena".
Pero algo cambió en su vida hace 5 años. Por ese entonces, recibió un llamado con una propuesta que la descolocó. Hermes Binner la quería sumar a su proyecto político. Desconcertada inicialmente, terminó aceptando el convite y se zambulló en un mundo completamente diferente al que había transitado durante sus más de 6 décadas de vida. Dos años después, y con su mentor instalándose en la Casa Gris, accedió a una banca en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación. Allí quedó encantada con la forma de trabajar al interior de su bloque, donde dice haber aprendido mucho, pero a la vez totalmente desanimada respecto a la actividad parlamentaria. De todos modos, es una convencida de que esas cosas pueden cambiarse, pero que hace falta un mayor involucramiento de la sociedad.
Alejada ya de ese ambiente, retomando sus actividades personales y cobrando su jubilación mínima, esta madre y abuela orgullosa sigue siendo una fiel defensora del Frente que hoy gobierna la Provincia, y que, entiende, está gestando un cambio. También está medianamente satisfecha con el rumbo de la ciudad, aunque considera que hay un flagelo que se está abriendo paso: el de la exclusión.
Es tiempo de dejar paso a la protagonista de esta nota. Con ustedes, Elda Gerez.

Mucha gente la conoce de la campaña del 2005, y de su posterior paso por el Congreso, pero tal vez no tenga otras referencias de su pasado. ¿Cuál fue su trayectoria social?
"Militancia político-partidaria nunca tuve. Mi papá fue integrante de la comisión del primer sindicato de la Carne de Rafaela. El sí tenía una militancia política y sindical muy fuerte. Y creo que el hecho de que haya estado alejado de la familia por esa militancia, me causó mucho dolor de chica, y por eso nunca me interesó esa faceta.
Pero uno tiene esos genes y tiene esta idea de trabajo por el otro, por el bien común. Además, con el paso del tiempo mucha gente se acercó para hablarme muy bien de mi padre, recordando todo lo que hizo por el prójimo, y eso me terminó marcando.
"Después ya mayor me acerqué a la Iglesia, a través de la Capilla de La Dolorosa. Yo pienso que como cristiana, con sólo conocer el Padre Nuestro y algunos pasajes de la Biblia, no se puede estar ajena al dolor y las necesidades del hermano. Bueno, ahí empezamos a trabajar. Eso fue hace más de 30 años.

Eso fue hasta 2005?
"Sí, ahí me convocan para tener una entrevista con Hermes Binner, porque él quería incorporar otras miradas respecto de las del militante político de siempre. Eso fue algo que siempre destaqué. En ese momento nos convocó a mí y a Pablo Zancada, de Reconquista, porque quería gente que participara de actividades sociales. A un amigo de la Parroquia le pidieron que les marcara una persona, y él se fijo en mí.

¿Cómo reaccionó ante la convocatoria?
Cuando me avisaron pensé que era una broma -risas-. Después le pedí opinión a mi hijos, quienes me animaron, al igual que mi esposo. Finalmente terminé aceptando, y no por una necesidad de reconocimiento, sino porque creo que es un compromiso que tenemos los cristianos. Cuando uno critica algo, tiene que tener al menos un pensamiento acerca de cómo cambiarlo. No se puede sólo criticar. La participación es lo que va a permitir el cambio. En todos los órdenes.

En 2007 Binner gana las elecciones y accede a la Gobernación, y eso le permite a usted ingresar a la Cámara de Diputados. ¿Cómo fue esa experiencia?
"Integrando el bloque socialista aprendí muchísimas cosas. Trabajamos en democracia, todos escuchaban a todos, incluso a los que no teníamos experiencias parlamentarias. Cuando a un lugar se suma una persona nueva siempre llega con cosas nuevas, con una efervescencia. Yo fui con esa efervescencia, con la sensación de que se podían hacer muchas cosas. Y con mucha fe, por el proyecto que representaba.
"Pero por otro lado me tocó vivir en un Congreso donde había una mayoría absoluta y donde todos los proyectos que no fueran de ellos -NdlR: el oficialismo- no importaban. Había proyectos muy buenos. Con la movilidad jubilatoria, hubo 22 proyectos opositores, incluido el mío, y ninguno fue tratado. Y terminó saliendo uno que representa un aumento de 60 pesos cada 6 meses.
Nosotros trabajábamos mucho en equipo, no sólo con proyectos propios, sino estudiando el resto de los trabajos, tratando de buscar los mejores y acompañarlos en el recinto. Y después las sesiones se iban en discusiones sin sentido, en cuestiones personales, lejos del bien común.
De todos modos me ha dejado mucha experiencia. He aprendido a no quejarme de nuestros dirigentes ya que son producto de nuestra indiferencia. Yo siempre digo que el ciudadano no tiene conciencia del poder que tiene en la mano. Con su voto. Es el poder más grande que tenemos. Somos los responsables de cambiar las cosas. Y no me refiero a los cinco minutos que demora votar. Sino todo el tiempo que uno se tiene que tomar para analizar las cosas. Y no pensando en función de si me fue bien o mal en lo personal. Porque muchas veces las medidas que se toman no te favorecen, pero es lo que hay que hacer en ese momento.
Más allá de esto, tengo la ilusión de que alguna vez cambie. Hay gente con ideas y que piensan en el bien común. Muchos piensan en su bienestar personal. Pero hay otros que no. Que quieren promover cosas sin la intención de trascender individualmente.

¿Qué balance hace de la gestión Binner?
Por ahí hay cosas que desde Rafaela no se ven, pero que son importantes. Necesidades que se fueron satisfaciendo en otros lugares. Y en Rafaela también, aunque esta es una ciudad muy particular.
Hay grandes obras que están pactadas y que no se pueden hacer en dos ó tres años. Pero que cuando estén hechas nos van a beneficiar no sólo a nosotros, sino a muchísima gente más, incluso de provincias vecinas. Hay un camino recorrido. Se han hecho cosas que han cambiado la vida a muchas personas. Es una gestión exitosa, progresista, que tiene otra idea de lo que es llevar adelante una gestión pública.
Recuerdo cuando trabajábamos en los centros sociales, y Binner nos recalcaba la honestidad y la transparencia. En todo lo que se hace. Con estos valores se trabaja. Nada de acomodar gente por amistades. Esa es la forma. Ante un proyecto, elegir a la persona más capacitada para llevarlo adelante, por más que uno no la conozca. Y esta gestión tiene eso. Por supuesto que tiene errores. Como todos. Pero ahí viene donde los ciudadanos tienen que participar. ¿Cuándo un Gobierno le preguntó a los ciudadanos cómo hacer un plan de trabajo? Jamás. Y acá tuvimos las asambleas ciudadanas, donde se definieron los planes de trabajo.
Yo elegí el Socialismo porque conozco su proyecto y creo que es lo que más se acerca al bien común, a lo que quiero que sea en algún momento este país. Un lugar sin un patrón, sino hecho entre todos.

Por último, ¿cómo evalúa el gobierno de Perotti?
Rafaela es una ciudad que debe dividirse en dos partes. Por un lado es una gran generadora de empleo, de hecho tiene uno de los índices de desocupación más bajo. Pero por el otro hay una parte de la sociedad que está excluida. Yo trabajé muchos años en Cáritas, y cuando le preguntábamos a las madres si querían para sus hijos lo mismo que tuvieron ellas nos decían que no, pero que no encontraban la forma de cambiar la realidad. Hay una parte de la ciudad que no llega a cubrir sus necesidades básicas.
Me acuerdo de una reunión con políticos de la ciudad en la que algunos decían que el 1% o el 2% tenía problemas. Otros decían el 10%. Y yo les decía que eso era lo malo. Porque significa que el otro 90% no hace nada para ese 10%. ¿Qué estamos esperando para implementar políticas que permitan realizarse a las personas?

28-11-2010

Inflación, FMI y pactos sociales

Elecciones: todavía no hay fechas confirmadas

Hasta marzo, Híper Libertad no abrirá domingo a la tarde

Datos de la inversión

Cortes de energía para hoy

Favario criticó al Gobierno

Acusan al oficialismo de dilatar el debate

Ayudar contra la depresión, la ansiedad y las adicciones

"Esta es una gestión exitosa"

Su DNI

Puntero político, nunca

Enfoques urbanos

Rafaelinos incautos

La EPE incorpora móviles





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.