www.laopinion-rafaela.com.ar - Rafaela - Argentina

Primera página
Todos los títulos
Noticias
Suplementos
Editorial
Archivo

Locales
Deportes
Sociales
Policiales
Región
Argentina
Mundo

Lunes 29 de Noviembre de 2010


Argentina

Ganadería: una de cal y otra de arena

BUENOS AIRES, 29 (Especial para NA por Horacio Salaverry). - Mientras los ganaderos no terminan de afianzar su camino hacia la recuperación, deberán enfrentar a fines de 2010 y principios de 2011 un gran golpe debido a la metodología actual de cálculo del impuesto a las ganancias.
El revalúo de las existencias en campos de invernada empujaría a los productores a tener que vender hasta un 30 por ciento del rodeo para cubrir el saldo de la declaración jurada. Mientras que el aumento en el precio de la carne es un tema que por estos días ocupa un lugar de relevancia en la opinión pública.
Esta situación es el claro resultado de años de políticas públicas nocivas que han privilegiado el corto plazo por sobre el cuidado de una producción fundamental para los argentinos. Después de cuatro años de una intervención en los mercados que implicó la ruina de miles de productores, nuestro país tiene hoy cerca de diez millones de cabezas menos que en 2007, lo que significa una reducción del 17 por ciento en el stock.
Y como bien lo expresa la ley de la oferta y la demanda, cuando un bien escasea, su precio sube.
La ganadería ha demostrado en estos últimos meses haber comenzado un camino hacia la recomposición, impulsada principalmente por lo precios que hoy se pagan por los animales, sin embargo, a la incertidumbre que genera el Gobierno y sus políticas se le podría sumar un duro golpe impositivo que afectaría negativamente esta recuperación. Se trata del efecto que tendría en el impuesto a las ganancias la diferencia existente entre la valuación inicial de ganado y la final en el período 2010.
Esta asimetría entre las valuaciones genera un alto impuesto, que en el caso de ciertos esquemas de producción de invernada implicaría tener que desprenderse del 30 por ciento del stock propio para hacer frente al tributo, que se cobra sobre la tenencia y no sobre las ventas de los animales.
Esto significa que aun cuando la ganancia no ha sido realizada, es decir que no se ha vendido ni una vaca, los productores deberán igualmente hacer frente a un enorme saldo producto de la diferencia en la declaración jurada.
Además, dos meses después de haber pagado ese impuesto, también deberán hacer frente a los anticipos del impuesto a las ganancias que implican gravámenes equivalentes a los efectuados por la diferencia entre las valuaciones inicial y final de 2010.

29-11-2010

Arrancan los trenes usados de España

Inflación: 26% para todo 2010

La AFIP posó sus ojos en el sector de la construcción

Los subsidios siguen creciendo y en 2011 llegarían a $ 63.000 millones

Ganadería: una de cal y otra de arena

EE.UU. pidió saber sobre la salud mental de CFK

Espionaje: la última semana de testigos

PJ: Cristina prepara su virtual asunción

Teléfono para la Cámara Electoral

PILDORAS POLITICAS

Buenos Aires unificará monitoreo de cámaras





Arriba
    Clima
    Farmacias en Rafaela
    Teléfonos Útiles
    Encuestas
    Cartas de lectores
    Contacto


Contacto
Publicidad
suscripciones
  La Opinión On Line - Año 13 -
  es una publicación de Buffelli y Actis S.A.
  Anuncie en Diario La Opinión,
  tercer diario de la Provincia de Santa Fe.